Clínica Bio-Bio

Hector Cane escribio:
Salud de Urgencia Clase Media

Ayer a las 21 horas me desplace junto a mi hija de 7 años a un servicio de
atención de urgencia ya que se encontraba con fiebre, sus amígdalas muy
inflamadas y tenían un olor desagradable en su boca producto de lo mismo me
imagino. Como soy de Talcahuano me dirigí a un servicio de atención cubierto
por mi Isapre. Es verdad que tengo el Hospital Higueras muy cerca, pero debido
a experiencias anteriores en este local, decidí partir con dirección a otro
servicio.

Clínica Bio-Bio, se encuentra cerca del Mall Plaza del Trébol.

Tiene un servicio de “urgencia” entrando casi al finalizar. Habían varios
papás esperando su turno; me imagino que también venían por una urgencia,
había solo una persona en la recepción quien se tomaba las cosas con mucha
calma según mi criterio, contestaba los dos teléfonos, realizaba consultas
acerca de una hospitalización que estaba realizando y yo molestando en el
mesón con que mi hija tenia 40 grados de temperatura y que necesitaba
atención rápida, como es de suponer por quien me lee era la única en el
lugar, es decir, en una clínica inmensa de no se cuantos pisos el sector de
urgencia era atendido por una secretaria con redbank, teléfono, fax, etc. Yo
pensaba quien dará la calificación de servicio de urgencia a “esto”, mas
parecía un cajero. Bueno viendo a mi niña que se quejaba y estaba colorada
como tomate (por la fiebre) y que aunque alegue todo lo que pude nunca se
inmuto nadie me fui del lugar.

Sanatorio Alemán, se encuentra en Pedro de Valdivia Concepción.

Mismo esquema, un servicio de urgencia con todo lo necesario para cobrar, pero
nadie evaluando las urgencias que van llegando, le rogué al recepcionista que
hablara con quien fuera para que atendieran luego a mi hija que venia con
fiebre y muy dolorida. Al menos acá habían dos personas atendiendo, la
doctora que tocó me preguntó por el estado de mi hija, le dije que por favor
le revisara la garganta, obviamente como buen chileno que no le gusta le como
hacer la pega, dejó para el final de todos los chequeos que a esta altura de
mi vida ya los conozco (revisión del movimiento de la nuca para descartar
meningitis, guatita, pulmones etc.). Pensaba para mi en chile todavía estamos
convencidos que los doctores son dioses sanadores…..craso error señores, uno
es quien sabe lo que le sucede ellos diagnostican en base a lo que uno expresa.

Termine a las 23:50 en una farmacia de turno de Talcahuano.

Conclusiones.

Tres cosas
1.- La gente debe aprender a evaluar las verdaderas urgencias y no ir por un
dolor de barriga.

2.- La clase media tiene un pésimo sistema de urgencia y salud, si hubiera
sido un desposeído, me habrían atendido en una hora (igual) y luego me
habrían regalado los remedios.

3.- Este país debe generar muchísimos médicos con el objeto se acabe esta
elite que nos tiene llenos de clínicas tipo hoteles debido a la gran cantidad
de millones que estos ganan.

Los saluda,

Un chileno decepcionado.

Héctor Cané Bedwell

Comentar