Como insólito considero lo que me sucedió hace pocos días…

Mario Ferrari V. escribio:
Estimados Señores:

Como insólito considero lo que me sucedió hace pocos días y que a
continuación le relato:

El día 27 de noviembre de 2007, cuando llegaba a mi lugar de trabajo, al
encontrar los estacionamientos legalmente reservados en la vía pública para
la empresa ocupados en su casi totalidad, me estacioné por un lapso no mayor a
cinco minutos, junto a la acera del lado izquierdo de la calle con la finalidad
de preguntar en la empresa si podía ocupar el único lugar que estaba
desocupado (en calle Las Heras entre las calles Blanco y Errázuriz). El
costado izquierdo de dicha cuadra estaba también totalmente ocupado por
vehículos estacionados.

Cuando salí a retirar mi vehículo para estacionarlo en el reservado del
costado derecho de esa misma cuadra, me encontré con una multa (empadronado)
en el parabrisas de mi vehículo, cursada por los inspectores municipales,
aludiendo que me encontraba mas estacionado (en el costado izquierdo de la
calle), lo cual lamenté, dado que se trata de mi primera multa en 16 años de
conductor, pero en fin, una multa es una multa y hay que asumirla.

Lo que realmente causó mi sorpresa e indignación, fue el ver que minutos
después, los mismos inspectores que cursan estas multas habían estacionado
sus vehículos particulares en el mismo costado izquierdo de la calle,
obviamente de manera impune, debido a que asisten a clases en la Universidad de
Valparaíso, en la sede ubicada en esa misma calle. Y como si esto fuera poco,
uno de ellos salió del costado izquierdo de la calle (prohibido para
estacionar) y regresó minutos después estacionándose en el reservado de la
acera del frente, donde ellos mismos también multan a los vehículos no
debidamente acreditados para realizarlos. Tengo en mi poder las fotografías
que tomé y que acreditan lo que estoy exponiendo en esta carta, como prueba
del abuso de poder ejercido por estos inspectores, las cuales podré enviar
vía mail a la dirección que me proporcionen si así lo requieren. Dichas
fotografías exponen las placas patentes de los vehículos.

Expuse la situación a las autoridades municipales de Valparaíso; me llamaron
telefónicamente manifestando que me darían una respuesta de esa situación
claramente irregular, cosa que obviamente nunca sucedió. Insistí vía mail en
la espera de dicha respuesta, pero dejaron de responderme dichos mail, cayendo
en el silencio absoluto.

Creo que en un país en que se predica la “justicia”, la “igualdad ante
la ley” y las autoridades se declaran “enemigos de la corrupción”,
hechos como éste demuestran que dichas declaraciones son “sedantes” para
la ciudadanía mientras se siguen cometiendo los mismo abusos que se critican a
quienes los pudieron haber cometido en el pasado. Me parece que estas personas
también debieron ser citadas al Juzgado de Policía Local correspondiente y
cancelar sus respectivas multas, además de haber sido sancionados por tratarse
de representantes de la ley que con mayor razón aún debieran predicar con el
ejemplo.

Sin otro particular, se despide atentamente, un ciudadano más, que sólo
espera un país con las mismas leyes para todos.

Comentar