complejo turístico CHIVILINGO – fuimos injustamente denunciados

Jorge Tapia escribio:
El pasado Viernes 25 enero 2008, junto a mi grupo familiar y
matrimonios amigos acudimos al denominado complejo turístico
CHIVILINGO, al ingresar se evidencia que no existe ningún tipo de
letrero informativo que indique las reglas del sector camping, a eso
de las 2 de la madrugada, mientras conversábamos uno de nuestros
vecinos nos manifestó que no podía dormir y que por favor habláramos
mas bajo, a lo cual contestamos de forma amable y nos retiramos del
lugar concentrándonos en el sector mas alejado de las carpas (sector
de juegos), allí continuamos hasta no mas de las 2 o 3 de la
madrugada, al día siguiente fuimos injustamente denunciados por esta
situación al Sr. Alejandro Sáez, el cual de forma arbitraria dio la
orden de desalojar el lugar a las 19:00 horas (el Sr. Alejandro Sáez
jamás tubo la deferencia de tomarnos la opinión a nosotros), situación
que se nos informa recién a las 17:30 horas Aprox., esta situación
molesta e injusta fue reclamada a las personas encargadas del camping
en ese momento, los cuales nos señalaron que la decisión era
irrevocable y manifestaron que preferían tener familias mayores en
edad que jóvenes de la ciudad de Lota, esto ultimo es el motivo de
nuestro reclamo pues lo consideramos una terrible discriminación a
personas jóvenes, lo cual atenta claramente contra los derechos de los
consumidores a no ser discriminados arbitrariamente por ser de una
determinada ciudad, clase social o edad. Finalmente los encargados
nunca nos manifestaron haber incumplido alguna regla las cuales
desconocíamos, nunca recibimos alguna advertencia y se nos expulsó
injustamente.

Objeto no se vuelva a repetir esta situación, la cual no es la única,
pues tengo conocimiento de otras expulsiones a jóvenes, este complejo
turístico, debe anunciar con letreros visibles las reglas de su
recinto, deberes y derechos de sus visitantes y advertir las
actividades no se pueden desarrollar y las consecuencias de ellas.
Finalmente que se nos pidan públicamente las disculpas
correspondientes.

Comentar