Queja con Atencion en Clinica Alemana de Temuco

Rodrigo Olivares escribio:
Estoy muy molesto por una situacion que me acaba de ocurrir. Mi hijo de 06 meses se resfrio y aprovechando que le toca su control medico mensual, comenzamos a contactar a la Clinica Alemana de Temuco, lugar en que nos atendemos toda la familia, siendo imposible comunicarnos con los numeros de telefono de pediatría. Por casi una hora intetamos comunicarnos a los numeros 201031 y 201037 los que no fueron atendidos durante al menos 30 minutos y luego permanecieron constantemente ocupados, esto desde las 08:45 hrs. hasta por lo menos las 09:30 hrs. Luego de esto contactamos a la mesa cental, en donde me atendio una Srta. Fabiola, a quien le explique la situacion y sin intentar transferirme internamente para asegurarse de que fuera atendido, me transfirio la llamada a pediatria, donde nuevamente no atendieron el llamado. Volvi a llamar a la mesa central y volvi a decirle a la Srta. Fabiola que no habia sido atendido, momento en el que sin respuesta por parte de ella fui transferido en mi llamada al bacunatorio de la clinica, en donde fui atendido muy amablemente por una mujer de la que desconozco su identidad, me explico que no podia ayudarme e intento comunicarme internamente sin cortarme, luego de lo que volvio a hablar con migo para contarme que para ella tambien habia sido imposible comunicarse, pero me solicito mis datos, comprometiendose a que de pediatria me llamarian (finalmente esta persona si cumplio con su compromiso).

Para evitar que mi molestia por la mala atencion que creo haber recibido se quedara nuevamente como una ulcera solo mia, volvi a llamar a la central telefonica y le exprese a la Srta. Fabiola mi malestar y le pedi que me indicara con quien podia hablar y que pudiera atender mi queja, diciendome ella que llamara al 201197 y contactara a la Srta. Rose Mary Newman, Jefa de las Secretarias de la Clinica. Pues bien,llame y me contesto un hombre de “¡¡¡ADMISION!!!”, le pedi que me comunicara con la Srta. Rose Mary Newman, me pidio que esperara un momento por que se encontraba ocupada en su anexo y luego pareció haber transferido la llamada, pero no … ¡¡¡ ME CORTARON !!!. He intentado en 05 ocaciones volver a comunicarme a ese numero y no volvieron a contestarme.

Creo que con las tarifas que cobran, la infraestructura que poseen y la publicidad de servicio al cliente que explotan, debieran ser mas rigurosos en la real atencion que estan dando y en la capacitacion y control de las personas que estan alli trabajando para precisamente ATENTER BIEN A LOS CLIENTES DE LA CLINICA.

Comments
4 Responses to “Queja con Atencion en Clinica Alemana de Temuco”
  1. Maria cartes dice:

    hace un par de meses fui a la clinica Los Andes de Puerto Montt con mi bebe de 8 meses al que debia realizar un scaner al cerebro, el medico tratante de la misma clinica me explico que el niño tendria que dormir para realiza el examen y que existian unas gotitas para dormirlo, yo no tenia mucha confianza por eso le di pecho y el se durmio la enfermera me dijo que igual debia administrar las gotas, le hicieron el scaner y aparecio un quiste al cerebro y nadie me daba alguna explicacion, por lo que me fui a la clinica Alemana de Temuco,ali me atendio un Neurologo Infantil que ordeno una resonancia magnetica la cual arrojo una encefalomalacia quistica en el lado derecho del cerebro,y ademas el neurologo me explico que las gotas que le administraron a mi bebe estaban prhibidas hace cinco años por la muerte de una persona en el sueño.

  2. luis claudio riffo dice:

    http://www.mega.cl/mega-galeria/videos.aspx?v=1579

    Srs Tribunal de Etica 26/02/2008
    Colegio Medico De Chile , Chillan.

    Estimados señores , recurro a ustedes para exponer el caso del q fue victima mi señor padre don Luis Segundo Rifo Perez , rut 4.840.100-7 (QEPD).

    El dia 03 de Noviembre del 2007 fue atendido por el medico urólogo Rodrigo Riveri López, rut 10.034.638-9. RCM 18255-9 , en la Clínica del Trabajador ya q se quejaba de un dolor en el pene, por lo q fue intervenido en la mencionada clínica , una operación con anestesia local, al momento de ser llevado a pabellón me opuse a esto sin antes ser informado por el medico Riveri de que clase de intervención efectuaría por que de ser algo mas complejo lo trasladaría a Concepción por tener mas confianza en los médicos de esa ciudad, lo q con el tiempo me da la seguridad de que acerté con mi desconfianza en la calidad profesional ,bueno el señor Riveri se molesto por tener q explicar nuevamente el tipo de intervención q efectuaría ya que con anterioridad ya se lo había explicado a mi hermano Felipe de 20 años lo q el ya consideraba suficiente.

    Mi padre presentaba una ulceración en el pene, por lo que el medico este encargo a concepción una biopsia para descartar algún signo canceroso, mi padre permaneció 3 días internado en la clínica del trabajador y siendo dado de lata con la herida expuesta, es decir sin suturar para mejor cicatrización, y citado para 10 dias mas a la consulta de Riveri y siendo el diagnostico una balonopostitis y con los exámenes enviados a laboratorio sin presencia de cáncer.
    A los 10 días concurrí con mi padre a la clínica a consulta con el señor riveri en donde encontró q el ya presentaba un 80% de mejoría y volvió a citarlo a los 10 días a lo q le pedí q las consultas no fueran tan espaciadas en el tiempo por lo delicado de la zona expuesta y presentar dolores aun , a lo q el medico explico q era parte del proceso natural de curación, además de no aplicar antibióticos ya q según él no era necesario por la excelente evolución q experimentaba, a lo q tanto mi padre como la familia tranquilizo ya que hasta ese momento pensábamos el este señor re aun medico calificado y que en realidad sabia lo q hacia y por la seguridad que reflejaba en sus diagnósticos nos inspiraba confianza.

    Con el pasar de los días mi padre comenzó a manifestar dolores mas agudos por lo q el día 20 de noviembre mi padre fue internado para una curación quirúrgica, nuevamente en la clínica del trabajador, al ser internado en el cuarto de pensionado mi padre manifestó sentir taquicardia por el dolor y solicito medicamentos para mitigar la taquicardia a lo q el señor Riveri dijo q era solo producto de el miedo que afectaba a mi padre por la situación del momento.
    Cabe señalar q mi padre tenia 5 bypass y sufria de insuficiencia renal , padecimientos completamente controlados , ejemplo de esto es que tenia programada para el mismo mes de noviembre una intervención en Concepción donde le seria colocado un marcapaso con el Sr Cardiologo Arraigada y el control en Cidial dependiente del sanatorio Clinica Alemana era permanente y no presentaba ningún problema de cuidado , solo lo inherente al tratamiento de dicha dolencia, adjunto documentación de exámenes realizados en dicha clínica el momento de ser internado en estado agónico.

    Luego de realizar la limpieza quirúrgica de la q mi padre se quejo en extremo de dolor y solicito de manera expresa y siendo testigo la familia, esposa he hijos, de mantenerse internado hasta no sentir en su organismo la evidente curación visualizada por el ojo omnisciente de este galeno. En esta oportunidad la herida q había sido dejada expuesta se estaba cerrando por que a juicio de este admirable profesional no era lo más adecuado por lo que nuevamente abrió y dejo expuesta ya que según sus miserables conocimientos era lo más adecuado. El mencionado medico se negó a satisfacer la solicitud de mi padre, diciendo que se quería quedar a ver los todos los partidos de las eliminatorias del mundial en la clínica, demás esta decir que la situación no era para chistes de mal gusto y como respuesta de un profesional que se merita de serlo.

    El día 22 de noviembre 2007 mi padre continuo con dolores mas agudos por lo que llame en 3 ocasiones al medico Riveri para q acudiera a mi domicilio a ver el estado de mi padre a lo q se negó , pidiéndome que mi padre concurriera a su consulta sin considerar q él permanecía desnudo por la herida y además de no tener la capacidad de caminar por el dolor intenso, y concurrí personalmente a su consulta y me receto Lyrica de 75 mg y Prexige de 400 mg, (medicamento retirado del mercado a nivel mundial por sus efectos secundarios) las q compre de inmediato y se las suministré a mi padre, (conservo original de receta).
    Durante las horas siguientes mi padre continuaba con los dolores y presento una clara disminución de su capacidad motriz y de lenguaje, por lo q nuevamente exigí la presencia del medico a domicilio, cuando el concurrió dijo q nunca había tenido un caso en que el dolor fuera tan fuerte por lo que estimo que mi padre no padecía de nada grave y que por una depresión que lo afectaba sentía su dolor aumentado 14 veces mayor de su real manifestación, incluso mi padre que a pesar del dolor que sentía se levanto hasta la cocina donde se tomaba del refrigerador pidiendo a dios q le quitara ese dolor mientras este honorable medico tomaba coca cola y dijo, es solo mental y que durante el tiempo que estuvo en la Clinica del Trabajor el dia 22/11/07 solo le habia aplicado un placebo esto me da la seguridad que el nunca tomo en serio lo delicado del estado de mi padre.
    Así q le receto faxet para ser aplicado directamente en su herida (pene) y recomendar que se mantuviera en la posición que sintiera aliviara su dolor, mi padre ya había permanecido una semana sentado en un sillón durante toda la noche por que así sentía que su dolor no era tan intenso , la otra recomendación genial de este admirable ejemplo de esta profesión donde se entrega en sus manos la vida de una persona, fue exponer la herida al solo para una mayor cicatrización, y como de costumbre dejo citado a mi padre para 10 días mas . Tampoco tomo en cuenta que había sufrido algunos desmayos, mi padre confiaba en el señor Riveri por lo que no acepto ser llevado a Concepción ante los reiterados pedidos que yo el hacia ya que en este momento yo ya me había dado cuenta de q no había mejoría por el contrario a simple vista se veía un deterioro en su estado y no tomo en cuenta cuando le insistid en que este medico no era mas que un charlatán que no reconocía su incapacidad , lo que queda de manifiesto al no pedir exámenes u otra opinión profesional.

    El día 28 de noviembre mi padre pidió ser atendido por el doctor Riveri pero este se negó a visitar a mi padre a domicilio ya que no lo consideró necesario , puedo comprobar al pedir registro telefónico a la compañía telefónica, al ver q mi padre en este momento tomo en cuenta mi opinión del mencionado señor, llame al doctor Arraigada , cardiólogo, medico tratante de mi padre en Concepción y al ser consultado por los medicamentos recetados por el medico Riveri , al mencionarle el Prexige me ordeno dejar de inmediato de aplicar.

    El dia 29 traslade a mi padre en auto a concepción a la Clinica Sanatorio Aleman donde era esperado con la plena confianza que esto no era mas que una complicación pasajera e incluso mi padre con sus dolores donde lo único q repetía como un mantra era “ dios mío quitame este dolor” , me decia en Concepción me quedare hasta que pueda salir caminando, jamás pensamos que el haber depositado nuestra confianza además de la vida de mía adorado padre en las manos del señor Riveri estábamos cometiendo el peor error de nuestras vidas y mi padre renunciando a lo mas preciado que el consideraba y amaba , la vida.

    Mi padre fue ingresado de inmediato a urgencia del la Clínica Sanatorio Aleman , donde el Doctor Pablock impactado por el dolor insoportable me explico que lo primero era estabilizar su corazón ya que su presión era critica debido al dolor existente, el si tomo en cuenta el dolor que según el señor Riveri era de origen psicológico, insinuando miedo, ahora pregunto yo; ¿quien es el cobarde que no ha querido aceptar su responsabilidad en este acto evidente de negligencia , incapacidad , mala praxis, poco compromiso con la responsabilidad inherente a su profesión tan mal ejercida, con una vida humana encargada y además pagando un servicio que creo es la motivación de su trabajo, quizás el día que fue llamado a su consulta no era rentable dejar de atender a varios pacientes, los cuales representan una cantidad considerable comparados con los $30.000 pesos que significaban una atención domiciliaria?

    Luego de ser estabilizada su presión se aboco el Doctor Pablock a mitigar el dolor con morfina la que solo hacia efecto por minutos, a la vez que me indico que habían médicos y médicos, tambien de informarme que mi padre sufría una septicemia no tratada , y que esperáramos en Dios que no fuera demasiado tarde, en este momento mi padre solo pedía a dios que lo llevara con el si era necesario para no sentir este dolor.
    Además fue atendido por el Doctor Carlos Zúñiga, nefrólogo, quien sinceramente conmovido, me explico que hasta el momento la urgencia era calmar el dolor ya que era comprable a ser victima de la tortura mas cruel, fue ingresado a la UCI , lugar de donde nunca salio con vida. Falleció el día 30 de Noviembre 2007 a las 10 de la mañana.

    La causa de muerte es SHOCK DISTRIBUITIVO / NECROSIS PENE.

    Al momento de ser internado el Doctor Zúñiga me a encargo pedir en la Clínica del trabajador de Chillan el Protocolo Operatorio y al señor Riveri la ficha clínica para enterarse del tratamiento aplicado en Chillan, hasta el día de hoy no recibo dicha documentación.

    Concurri a la clínica del trabajador donde pedí dicha documentación al señor Gonzalo Torrez, Agente Zonal , el cual comprometió su palabra a entregarme la documentación solicitada , pero con el pasar de los días y luego de muchas evasivas para entrevistarse conmigo nuevamente vía secretaria me hizo llegar una carta donde me niega el protocolo operatorio, el señor Riveri luego de contactar vía teléfono a mi acongojada madre para preguntar la causa de muerte de mi padre, además del nombre de los “ profesionales que sí , y siendo testigo de esto hicieron todo lo humanamente posible por salvar la vida de mi señor padre, se negó a entregar cualquier documento relacionado con su nefasta participación en este acto por mi considerado criminal.

    Es por esto que exijo de ustedes su intervención y apliquen las medidas que correspondan según sus estatutos, ante el actuar de uno de sus pares, lo hago sin seguridad de lograr algo concreto o satisfactorio y mi escepticismo en las expectativas de lograr algo no es nada mas que por el desprestigio en la opinión publica de la entidad que ustedes integran. Ante lo cual tengo la esperanza de que su respetable Colegio en honor al juramento de Hipócrates al que ustedes han comprometido su actuar, los guié para tomar una decisión sabia para el prestigio de tan noble profesión.

    Luis Claudio

    El medico Rodrigo Riveri Lopez, urolo, actualmente trabaja en clinica los andes , chillan

  3. luis claudio riffo dice:

    EN LO PRINCIPAL: QUERELLA CRIMINAL.
    PRIMER OTROSÍ: ACOMPAÑA DOCUMENTOS.
    SEGUNDO OTROSÍ: SEÑALA DOMICILIO, PARA EFECTOS DE LAS NOTIFICACIONES.
    TERCER OTROSÍ: DILIGENCIAS.
    CUARTO OTROSÍ: MANDATO.

    S. J. GARANTÍA.

    LUIS CLAUDIO RIFO CABEZAS, Rut:8.981.542-8, trabajador, domiciliada en Av. Collín #23, Chillán, a US digo:
    En mi calidad de hijo legítimo de don Luis Segundo Rifo Pérez (QEPD), deduzco querella criminal en contra de Rodrigo Riveri López, urólogo, domiciliado actualmente en Clínica Los Andes, Chillán, por los hechos que en seguida paso a relatar:
    El día 03 de Noviembre del 2007 fue atendido por el MEDICO URÓLOGO RODRIGO RIVERI LÓPEZ, RUT:10.034.638-9, en la Clínica del Trabajador de Chillán pues se quejaba de un dolor en el pene, fue intervenido en la mencionada clínica, con anestesia local. Al momento de ser llevado a pabellón me opuse a esto, sin antes ser informado por el medico Riveri que clase de intervención efectuaría por que de ser algo mas complejo lo trasladaría a Concepción, por tener mas confianza en los médicos de esa ciudad.
    El señor Riveri se molesto por la pregunta que le formulé aduciendo que ya se lo había explicado a mi hermano menor.
    Presentaba una ulceración en el pene y el médico tomó una muestra de tejido para enviarla a Concepción, para descartar algún signo canceroso.
    Permaneció 3 días internado en la Clínica del Trabajador, siendo dado de alta con la herida expuesta, es decir, sin suturar para mejor cicatrización, y citado para 10 días más a la consulta de Riveri y siendo el diagnóstico una Balanopostitis o infección del glande y del prepucio y con los exámenes enviados a laboratorio sin presencia de cáncer.
    A los 10 días concurrí con mi padre a la clínica a consultar con el señor Riveri, tal como estaba indicado por el médico tratante, y nos indicó que presentaba un 80% de mejoría y volvió a citarlo a otros 10 días más.
    Le solicité que las consultas no fueran tan espaciadas en el tiempo, por lo delicado de la zona expuesta y presentar dolores, y el medico explico que era parte del proceso natural de curación, además de no aplicar antibióticos ya que según él no era necesario por la excelente evolución que experimentaba.
    Con esta respuesta mi padre y familia se tranquilizaron.
    El día 20 de noviembre fue internado para una curación quirúrgica, nuevamente en la Clínica del Trabajador, al ser internado en el cuarto de pensionado, manifestó sentir taquicardia por el dolor y solicito medicamentos para mitigar la taquicardia a lo que el señor Riveri manifestó que era solo producto del miedo que le afectaba a mi padre por la situación del momento.
    Desde esa fecha, mi padre no caminó más por los intensos dolores que padecía.
    Luego de realizar la limpieza quirúrgica de la que mi padre se quejo en extremo de dolor, pues tenía la herida sin suturar y se le estaba cerrando y solicitó de manera expresa y siendo testigo la familia, esposa e hijos, de mantenerse internado hasta no sentir en su organismo la evidente curación visualizada por el ojo omnisciente de este galeno. En esta oportunidad la herida que había sido dejada expuesta se estaba cerrando por que a juicio de este admirable profesional no era lo más adecuado por lo que nuevamente abrió y dejo expuesta ya que según sus conocimientos era lo más adecuado. El mencionado medico se negó a satisfacer la solicitud de mi padre, diciendo que se quería quedar a ver todos los partidos de las eliminatorias del mundial en la clínica, demás esta decir que la situación no era para chistes de mal gusto y como respuesta de un profesional que se merita de serlo.
    El día 22 de noviembre del año 2007, continuo con dolores mas agudos por lo que llame en 3 ocasiones al médico Riveri para que acudiera a mi domicilio, a ver su estado a lo que se negó, pidiéndome que él concurriera a su consulta sin considerar que él permanecía desnudo por la herida y además de no tener la capacidad de caminar por el dolor intenso.
    Concurrí personalmente a su consulta y le receto Lyrica de 75 mg y Prexige de 400 mg, (medicamento retirado del mercado a nivel mundial por sus efectos secundarios) las que me regaló y luego las adquirí en farmacia, suministrándosela a mi padre, (conservo original de receta). Transcribo a continuación noticia mundial sobre este fármaco altamente nocivo que puede conducir incluso a la muerte a personas con deficiencia renal y/o cardiaca, justo las que padecía. Ordenan retiro masivo de antiinflamatorio “Prexige”
    El medicamento debe ser retirado de las farmacias por sus graves efectos colaterales, que van desde dolores de cabeza hasta la muerte, el medico tratante ni siquiera leyó las contraindicaciones que contiene la caja del fármaco, que aún la conservo en la que se indica que no debe aplicarse a los pacientes que tienen problemas cardiacos o renales.
    Nos asombra tanta ignorancia y negligencia.
    La alerta mundial se generó luego que dos personas murieran y otras seis resultaran con graves casos de daño hepático en Australia. ¿El factor común?: el consumo de un tipo de antiinflamatorio conocido en Chile como “Prexige”.
    En nuestro país, el Instituto de Salud Pública (ISP) emitió una resolución el 21 de enero de 2008 que obligó al laboratorio Novartis a suspender la comercialización de los medicamentos que contienen lumiracoxib como principio activo.
    Según el presidente del Colegio Médico, Juan Luis Castro, “los reportes internacionales indican que sin haber abuso, sin haber ningún tipo de contraindicación, se produjo daño al hígado en el uso normal y terapéutico del producto”.
    Distribuido con el nombre de “Prexige” de 100 y 400 miligramos, el medicamento puede causar una serie de complicaciones, entre ellas desmayos, ataques cardíacos, dolor de cabeza, hepatitis y daños hepáticos.
    La directora médica del laboratorio Novartis, aseguró que se están “acatando la indicaciones del ISP, aún cuando estamos creyendo firmemente en lo positivo que es el producto para cierto tipo de pacientes”.
    El laboratorio dejó de distribuirlo, pero las farmacias lo siguen expendiendo porque la resolución no prohibía su venta.
    Por esto, la Subsecretaria de Salud, Jeannette Vega, instruyó al ISP para complementar esa decisión: “Solicita y obliga al laboratorio a retirar el producto de todos los lugares de expendio, es decir de todas las farmacias del país y tiene un plazo perentorio máximo de cinco días”, explicó.
    Después de ese período ya no se podrá vender más el medicamento, que ataca inflamaciones y dolores crónicos en el cuerpo, y que ingresó al mercado nacional el año 2004.
    “Prexige” se utiliza para tratamientos prolongados sin causar daños gástricos, a diferencia de los antiinflamatorios tradicionales como los que contienen ibuprofeno.
    Durante las horas siguientes continuo con los dolores y presentó una clara disminución de su capacidad motriz y de lenguaje, por lo que nuevamente exigí la presencia del medico a domicilio, cuando el concurrió dijo que nunca había tenido un caso en que el dolor fuera tan fuerte, por lo que estimo que mi padre no padecía de nada grave y que por una depresión que lo afectaba, sentía su dolor aumentado 14 veces mayor de su real manifestación, incluso mi padre que a pesar del dolor que sentía y en su desesperación se levanto hasta la cocina, tomándose del refrigerador pidiendo a dios que le quitara ese dolor, mientras este honorable medico tomaba coca cola y dijo, es solo mental y que durante el tiempo que estuvo en la Clínica del Trabajador el día 22/11/07, solo le había aplicado un placebo.
    Ese era su diagnóstico: una cuestión mental y depresiva.
    Así que le receto faxet (Indicaciones: Gingivitis. Infecciones bucales, bacterianas y micóticas. Calmante del dolor de la dentición. Estomatitis y aftas. Modo de Empleo: Aplicar 3 a 4 veces al día, preferentemente antes de las comidas, ya que su acción anestésica permite la ingestión de los alimentos) para ser aplicado directamente en su herida (pene) ¡¡¡MENUDO MÉDICO!!!.
    Recomendó que se mantuviera en la posición que sintiera aliviado su dolor, ya había permanecido una semana sentado en un sillón durante toda la noche por que así sentía que su dolor no era tan intenso, LA OTRA RECOMENDACIÓN FUE EXPONER LA HERIDA AL SOL PARA UNA MAYOR CICATRIZACIÓN, y como de costumbre lo dejó citado para 10 días más. Tampoco tomo en cuenta que había sufrido algunos desmayos, él confiaba en el señor Riveri.
    El día 28 de noviembre, mi padre pidió ser atendido por el doctor Riveri pero este se negó a visitar a mi padre a domicilio ya que no lo consideró necesario, viendo tanto sufrimiento, llame al Dr. Cardiólogo Arriagada que estaba tratando a mi padre.
    Dicho médico me ordenó quitarle de inmediato el fármaco prexige.
    El día 29 de noviembre de 2007, decidí trasladarlo por mis propios medios a La Clínica Sanatorio Alemán, contactándome con el Dr. Carlos Zúñiga, quien lo esperó para ingresarlo.
    Fue ingresado de inmediato a urgencia de la Clínica Sanatorio Alemán, donde el Doctor Pablock impactado por el dolor insoportable, me explico que lo primero era estabilizar su corazón ya que su presión era crítica debido al dolor existente.
    Luego de ser estabilizada su presión se aboco el Doctor Pablock a mitigar el dolor con morfina la que solo hacia efecto por minutos, a la vez que me indico que habían médicos y médicos, también de informarme que mi padre sufría una septicemia no tratada, de la que consta que murió, según certificado médico que se acompaña unida a una necrosis del pene.

    Conviene reflexionar sobre las siguientes normas contenidas en el Código de Ética, que han sido violentadas por el médico querellado:
    El Código de Ética Profesional, establece:
    1).- “Deber de Consejo: El médico se encuentra obligado a instruir al paciente, o a la persona que cuida de éste, respecto de las precauciones esenciales requeridas para su estado. La información que entregue debe adaptarse a las posibilidades de comprensión del paciente o sus familiares; dentro de ello, está el deber de advertir los riesgos del tratamiento o intervención.
    2).- Artículo 13. El médico deberá mantener su capacidad clínica, conocimientos, habilidades y destrezas actualizados, y utilizar todos los medios técnicos y científicos a su alcance para lograr una atención óptima e integral de sus pacientes. Cuando sea necesario, deberá recurrir a la interconsulta para una mejor atención.
    Artículo 21. Ningún médico, por la naturaleza de la ciencia y arte que profesa, puede asegurar la precisión de su diagnóstico, ni garantizar
    la curación del paciente.
    Artículo 22.- Falta a la ética el médico que en la atención de un enfermo actúe con negligencia, imprudencia o impericia.
    Será negligente aquel profesional que poseyendo el conocimiento, las destrezas y los medios adecuados, no los haya aplicado.
    Actúa con imprudencia aquel médico que poseyendo los recursos y preparación necesarios para la atención de un paciente, los aplicare inoportuna o desproporcionadamente, como también si, careciendo de los recursos o preparación adecuados, efectuare una atención sometiendo al paciente a un riesgo innecesario.
    Constituye impericia la falta de los conocimientos o destrezas requeridos para el acto médico de que se trata.
    Debo resaltar a SS que el médico es Urólogo, siendo esa especialidad vinculada al órgano enfermo del paciente, lo que hace suponer que debía tener los conocimientos de la especialidad para tratarlo.

    Información y consentimiento.

    Artículo 24. El médico tratante deberá informar a su paciente de manera veraz y en lenguaje comprensible acerca de:
    a) Su identidad, el área de su competencia profesional y sus límites, y
    b) El diagnóstico, alternativas de tratamiento, sus riesgos y beneficios, y el pronóstico de su enfermedad.

    En la especie se han vulnerado gravemente esas las obligaciones genéricas que el contrato médico y la ética impone al facultativo querellado en autos.

    En otras palabras, el médico tratante, demandado en autos, violó flagrantemente la obligación de “…tomar todas las medidas idóneas para evitar que, en el curso de la relación médica en sí, surjan peligros para la salud del paciente diferentes a los que está destinada la recuperación…” (cita obra De Cupis, página 159. El destacado es nuestro).
    En consecuencia, el médico está obligado a desplegar “…una actividad diligente, prudente y concienzuda… (cita obra “Derecho de daños”, Pascual Estevill, página 775. Destacado es nuestro).
    La causa basal de la defunción de mi padre está contenedla, en certificado del médico legista, conforme al certificado de defunción, expedido Por el registro Civil: Shock distributivo / necrosis pene.
    De acuerdo, con los conocimientos científicamente avanzados: Shock distributivo
    Podemos Definirlo: Síndrome causado por distintos estados fisiopatologicos que tienen como consecuencia final una deficiente oxigenación celular sistémica. Se debe a diversas causas: sepsis (sobre todo la causada por bacterias gram negativas), ciertas intoxicaciones, reacciones anafilácticas, ganglioplejia, sección medular y trastornos endocrinos como la tirotoxicosis, el mixedema y el síndrome de Addison. En el shock distributivo predomina la vasodilatación periférica y, por lo tanto, las resistencias vasculares sistémicas están disminuidas y el gasto cardiaco aumentado. En esta situación, existe hipotensión y la presión venosa central y la de enclavamiento pulmonar son bajas. Es una urgencia médica que si no se trata puede llevar a la muerte.
    De lo expresado precedentemente se infiere que la causa de la muerte de mi padre, es la negligencia contumaz del médico tratante, al no hacer examen previo de sangre, electrocardiograma; recetar fármacos que estaban en procesos de prohibición, sin conocer los efectos secundarios; atención descuidada y negligente a la herida de mi padre; ignorancia sobre el real diagnóstico y secuelas de dicha infección; indiferencia frente al dolor; abandono al no seguir al paciente en el desarrollo de su enfermedad sin derivarlo a otros especialista si él no se encontraba capaz, todo lo cual lo condujo a la muerte.
    El médico tratante es autor de cuasidelito de homicidio sancionado en el art.491 en relación con el art.490 del Código Penal, en tanto que por negligencia inexcusable y culpa le causó la muerte.
    Por ello me querello.
    En merito de lo expuesto y conforme a los art.490 Nº1 y art.491 del CP y 113 y siguientes del CPP, a US pido:
    Se sirva tener por interpuesta la presente querella criminal en contra del Dr. Rodrigo Riveri y demás personas que resulten responsables, ya individualizado, remitiendo los antecedentes al Ministerio Público, a fin de que se proceda a la investigación y en definitiva se formalice la investigación y la acusación en su caso, condenándolos al autor o autores al máximo de la pena que la ley establece, por ser autores del cuasidelito de homicidio causado a don Luis Segundo Rifo Pérez, con costas.
    PRIMER OTROSÍ: Ruego a SS tener por acompañados los siguientes documentos:
    1.-certificado de defunción de don Luis Segundo Rifo Pérez.
    2.-certificado de nacimiento.
    SEGUNDO OTROSÍ: Señala domicilio, para efectos de las notificaciones Vega de Saldías #609, Chillán, fonos:042-423922-423923 y email:carlosrobertobo@hotmail.com.
    Ruego a SS tenerlo presente.
    TERCER OTROSÍ: Ruego a SS autorizar al Ministerio Público decretar las siguientes diligencias, sin perjuicio de que dicho instituto resuelva:
    1.-citación al gerente o administrador de la Clínica del Trabajador, ubicada en Av. Collín de esta ciudad, a fin de que informe al Ministerio Público, si el querellado era dependiente o trabajador a honorario en dicha clínica o en su defecto el vínculo jurídico que tenía al momento de realizar la operación en el pabellón, como asimismo, si fue despedido o cual es el motivo porque no trabaja allí hoy.
    2.-personas que intervinieron en el pabellón al momento de intervenir al paciente Sr. Rifo, tanto anestesista como arsenalera, enfermera y médicos de turno que hayan tratado al paciente después de la operación, mientras estuvo internado en dicha Clínica.
    CUARTO OTROSÍ: Designo abogado y confiero poder a don Carlos Roberto Bosselin Ochsenius, patente al día Corte Suprema, Vega de Saldías #609 Chillán, con las facultades del Art.º7 del CPC que se dan aquí por entero reproducidas uno a uno y en ambos incisos.
    Ruego a SS tenerlo presente.

    Rodrigo Riveri Lopez , urologo negligente actualmente trabaja en clinica los andes de chillan

  4. luis claudio riffo dice:

    EN LO PRINCIPAL: QUERELLA CRIMINAL.
    PRIMER OTROSÍ: ACOMPAÑA DOCUMENTOS.
    SEGUNDO OTROSÍ: SEÑALA DOMICILIO, PARA EFECTOS DE LAS NOTIFICACIONES.
    TERCER OTROSÍ: DILIGENCIAS.
    CUARTO OTROSÍ: MANDATO.

    S. J. GARANTÍA.

    LUIS CLAUDIO RIFO CABEZAS, Rut:8.981.542-8, trabajador, domiciliada en A Chillán, a US digo:
    En mi calidad de hijo legítimo de don Luis Segundo Rifo Pérez (QEPD), deduzco querella criminal en contra de Rodrigo Riveri López, urólogo, domiciliado actualmente en Clínica Los Andes, Chillán, por los hechos que en seguida paso a relatar:
    El día 03 de Noviembre del 2007 fue atendido por el MEDICO URÓLOGO RODRIGO RIVERI LÓPEZ, RUT:10.034.638-9, en la Clínica del Trabajador de Chillán pues se quejaba de un dolor en el pene, fue intervenido en la mencionada clínica, con anestesia local. Al momento de ser llevado a pabellón me opuse a esto, sin antes ser informado por el medico Riveri que clase de intervención efectuaría por que de ser algo mas complejo lo trasladaría a Concepción, por tener mas confianza en los médicos de esa ciudad.
    El señor Riveri se molesto por la pregunta que le formulé aduciendo que ya se lo había explicado a mi hermano menor.
    Presentaba una ulceración en el pene y el médico tomó una muestra de tejido para enviarla a Concepción, para descartar algún signo canceroso.
    Permaneció 3 días internado en la Clínica del Trabajador, siendo dado de alta con la herida expuesta, es decir, sin suturar para mejor cicatrización, y citado para 10 días más a la consulta de Riveri y siendo el diagnóstico una Balanopostitis o infección del glande y del prepucio y con los exámenes enviados a laboratorio sin presencia de cáncer.
    A los 10 días concurrí con mi padre a la clínica a consultar con el señor Riveri, tal como estaba indicado por el médico tratante, y nos indicó que presentaba un 80% de mejoría y volvió a citarlo a otros 10 días más.
    Le solicité que las consultas no fueran tan espaciadas en el tiempo, por lo delicado de la zona expuesta y presentar dolores, y el medico explico que era parte del proceso natural de curación, además de no aplicar antibióticos ya que según él no era necesario por la excelente evolución que experimentaba.
    Con esta respuesta mi padre y familia se tranquilizaron.
    El día 20 de noviembre fue internado para una curación quirúrgica, nuevamente en la Clínica del Trabajador, al ser internado en el cuarto de pensionado, manifestó sentir taquicardia por el dolor y solicito medicamentos para mitigar la taquicardia a lo que el señor Riveri manifestó que era solo producto del miedo que le afectaba a mi padre por la situación del momento.
    Desde esa fecha, mi padre no caminó más por los intensos dolores que padecía.
    Luego de realizar la limpieza quirúrgica de la que mi padre se quejo en extremo de dolor, pues tenía la herida sin suturar y se le estaba cerrando y solicitó de manera expresa y siendo testigo la familia, esposa e hijos, de mantenerse internado hasta no sentir en su organismo la evidente curación visualizada por el ojo omnisciente de este galeno. En esta oportunidad la herida que había sido dejada expuesta se estaba cerrando por que a juicio de este admirable profesional no era lo más adecuado por lo que nuevamente abrió y dejo expuesta ya que según sus conocimientos era lo más adecuado. El mencionado medico se negó a satisfacer la solicitud de mi padre, diciendo que se quería quedar a ver todos los partidos de las eliminatorias del mundial en la clínica, demás esta decir que la situación no era para chistes de mal gusto y como respuesta de un profesional que se merita de serlo.
    El día 22 de noviembre del año 2007, continuo con dolores mas agudos por lo que llame en 3 ocasiones al médico Riveri para que acudiera a mi domicilio, a ver su estado a lo que se negó, pidiéndome que él concurriera a su consulta sin considerar que él permanecía desnudo por la herida y además de no tener la capacidad de caminar por el dolor intenso.
    Concurrí personalmente a su consulta y le receto Lyrica de 75 mg y Prexige de 400 mg, (medicamento retirado del mercado a nivel mundial por sus efectos secundarios) las que me regaló y luego las adquirí en farmacia, suministrándosela a mi padre, (conservo original de receta). Transcribo a continuación noticia mundial sobre este fármaco altamente nocivo que puede conducir incluso a la muerte a personas con deficiencia renal y/o cardiaca, justo las que padecía. Ordenan retiro masivo de antiinflamatorio “Prexige”
    El medicamento debe ser retirado de las farmacias por sus graves efectos colaterales, que van desde dolores de cabeza hasta la muerte, el medico tratante ni siquiera leyó las contraindicaciones que contiene la caja del fármaco, que aún la conservo en la que se indica que no debe aplicarse a los pacientes que tienen problemas cardiacos o renales.
    Nos asombra tanta ignorancia y negligencia.
    La alerta mundial se generó luego que dos personas murieran y otras seis resultaran con graves casos de daño hepático en Australia. ¿El factor común?: el consumo de un tipo de antiinflamatorio conocido en Chile como “Prexige”.
    En nuestro país, el Instituto de Salud Pública (ISP) emitió una resolución el 21 de enero de 2008 que obligó al laboratorio Novartis a suspender la comercialización de los medicamentos que contienen lumiracoxib como principio activo.
    Según el presidente del Colegio Médico, Juan Luis Castro, “los reportes internacionales indican que sin haber abuso, sin haber ningún tipo de contraindicación, se produjo daño al hígado en el uso normal y terapéutico del producto”.
    Distribuido con el nombre de “Prexige” de 100 y 400 miligramos, el medicamento puede causar una serie de complicaciones, entre ellas desmayos, ataques cardíacos, dolor de cabeza, hepatitis y daños hepáticos.
    La directora médica del laboratorio Novartis, aseguró que se están “acatando la indicaciones del ISP, aún cuando estamos creyendo firmemente en lo positivo que es el producto para cierto tipo de pacientes”.
    El laboratorio dejó de distribuirlo, pero las farmacias lo siguen expendiendo porque la resolución no prohibía su venta.
    Por esto, la Subsecretaria de Salud, Jeannette Vega, instruyó al ISP para complementar esa decisión: “Solicita y obliga al laboratorio a retirar el producto de todos los lugares de expendio, es decir de todas las farmacias del país y tiene un plazo perentorio máximo de cinco días”, explicó.
    Después de ese período ya no se podrá vender más el medicamento, que ataca inflamaciones y dolores crónicos en el cuerpo, y que ingresó al mercado nacional el año 2004.
    “Prexige” se utiliza para tratamientos prolongados sin causar daños gástricos, a diferencia de los antiinflamatorios tradicionales como los que contienen ibuprofeno.
    Durante las horas siguientes continuo con los dolores y presentó una clara disminución de su capacidad motriz y de lenguaje, por lo que nuevamente exigí la presencia del medico a domicilio, cuando el concurrió dijo que nunca había tenido un caso en que el dolor fuera tan fuerte, por lo que estimo que mi padre no padecía de nada grave y que por una depresión que lo afectaba, sentía su dolor aumentado 14 veces mayor de su real manifestación, incluso mi padre que a pesar del dolor que sentía y en su desesperación se levanto hasta la cocina, tomándose del refrigerador pidiendo a dios que le quitara ese dolor, mientras este honorable medico tomaba coca cola y dijo, es solo mental y que durante el tiempo que estuvo en la Clínica del Trabajador el día 22/11/07, solo le había aplicado un placebo.
    Ese era su diagnóstico: una cuestión mental y depresiva.
    Así que le receto faxet (Indicaciones: Gingivitis. Infecciones bucales, bacterianas y micóticas. Calmante del dolor de la dentición. Estomatitis y aftas. Modo de Empleo: Aplicar 3 a 4 veces al día, preferentemente antes de las comidas, ya que su acción anestésica permite la ingestión de los alimentos) para ser aplicado directamente en su herida (pene) ¡¡¡MENUDO MÉDICO!!!.
    Recomendó que se mantuviera en la posición que sintiera aliviado su dolor, ya había permanecido una semana sentado en un sillón durante toda la noche por que así sentía que su dolor no era tan intenso, LA OTRA RECOMENDACIÓN FUE EXPONER LA HERIDA AL SOL PARA UNA MAYOR CICATRIZACIÓN, y como de costumbre lo dejó citado para 10 días más. Tampoco tomo en cuenta que había sufrido algunos desmayos, él confiaba en el señor Riveri.
    El día 28 de noviembre, mi padre pidió ser atendido por el doctor Riveri pero este se negó a visitar a mi padre a domicilio ya que no lo consideró necesario, viendo tanto sufrimiento, llame al Dr. Cardiólogo Arriagada que estaba tratando a mi padre.
    Dicho médico me ordenó quitarle de inmediato el fármaco prexige.
    El día 29 de noviembre de 2007, decidí trasladarlo por mis propios medios a La Clínica Sanatorio Alemán, contactándome con el Dr. Carlos Zúñiga, quien lo esperó para ingresarlo.
    Fue ingresado de inmediato a urgencia de la Clínica Sanatorio Alemán, donde el Doctor Pablock impactado por el dolor insoportable, me explico que lo primero era estabilizar su corazón ya que su presión era crítica debido al dolor existente.
    Luego de ser estabilizada su presión se aboco el Doctor Pablock a mitigar el dolor con morfina la que solo hacia efecto por minutos, a la vez que me indico que habían médicos y médicos, también de informarme que mi padre sufría una septicemia no tratada, de la que consta que murió, según certificado médico que se acompaña unida a una necrosis del pene.

    Conviene reflexionar sobre las siguientes normas contenidas en el Código de Ética, que han sido violentadas por el médico querellado:
    El Código de Ética Profesional, establece:
    1).- “Deber de Consejo: El médico se encuentra obligado a instruir al paciente, o a la persona que cuida de éste, respecto de las precauciones esenciales requeridas para su estado. La información que entregue debe adaptarse a las posibilidades de comprensión del paciente o sus familiares; dentro de ello, está el deber de advertir los riesgos del tratamiento o intervención.
    2).- Artículo 13. El médico deberá mantener su capacidad clínica, conocimientos, habilidades y destrezas actualizados, y utilizar todos los medios técnicos y científicos a su alcance para lograr una atención óptima e integral de sus pacientes. Cuando sea necesario, deberá recurrir a la interconsulta para una mejor atención.
    Artículo 21. Ningún médico, por la naturaleza de la ciencia y arte que profesa, puede asegurar la precisión de su diagnóstico, ni garantizar
    la curación del paciente.
    Artículo 22.- Falta a la ética el médico que en la atención de un enfermo actúe con negligencia, imprudencia o impericia.
    Será negligente aquel profesional que poseyendo el conocimiento, las destrezas y los medios adecuados, no los haya aplicado.
    Actúa con imprudencia aquel médico que poseyendo los recursos y preparación necesarios para la atención de un paciente, los aplicare inoportuna o desproporcionadamente, como también si, careciendo de los recursos o preparación adecuados, efectuare una atención sometiendo al paciente a un riesgo innecesario.
    Constituye impericia la falta de los conocimientos o destrezas requeridos para el acto médico de que se trata.
    Debo resaltar a SS que el médico es Urólogo, siendo esa especialidad vinculada al órgano enfermo del paciente, lo que hace suponer que debía tener los conocimientos de la especialidad para tratarlo.

    Información y consentimiento.

    Artículo 24. El médico tratante deberá informar a su paciente de manera veraz y en lenguaje comprensible acerca de:
    a) Su identidad, el área de su competencia profesional y sus límites, y
    b) El diagnóstico, alternativas de tratamiento, sus riesgos y beneficios, y el pronóstico de su enfermedad.

    En la especie se han vulnerado gravemente esas las obligaciones genéricas que el contrato médico y la ética impone al facultativo querellado en autos.

    En otras palabras, el médico tratante, demandado en autos, violó flagrantemente la obligación de “…tomar todas las medidas idóneas para evitar que, en el curso de la relación médica en sí, surjan peligros para la salud del paciente diferentes a los que está destinada la recuperación…” (cita obra De Cupis, página 159. El destacado es nuestro).
    En consecuencia, el médico está obligado a desplegar “…una actividad diligente, prudente y concienzuda… (cita obra “Derecho de daños”, Pascual Estevill, página 775. Destacado es nuestro).
    La causa basal de la defunción de mi padre está contenedla, en certificado del médico legista, conforme al certificado de defunción, expedido Por el registro Civil: Shock distributivo / necrosis pene.
    De acuerdo, con los conocimientos científicamente avanzados: Shock distributivo
    Podemos Definirlo: Síndrome causado por distintos estados fisiopatologicos que tienen como consecuencia final una deficiente oxigenación celular sistémica. Se debe a diversas causas: sepsis (sobre todo la causada por bacterias gram negativas), ciertas intoxicaciones, reacciones anafilácticas, ganglioplejia, sección medular y trastornos endocrinos como la tirotoxicosis, el mixedema y el síndrome de Addison. En el shock distributivo predomina la vasodilatación periférica y, por lo tanto, las resistencias vasculares sistémicas están disminuidas y el gasto cardiaco aumentado. En esta situación, existe hipotensión y la presión venosa central y la de enclavamiento pulmonar son bajas. Es una urgencia médica que si no se trata puede llevar a la muerte.
    De lo expresado precedentemente se infiere que la causa de la muerte de mi padre, es la negligencia contumaz del médico tratante, al no hacer examen previo de sangre, electrocardiograma; recetar fármacos que estaban en procesos de prohibición, sin conocer los efectos secundarios; atención descuidada y negligente a la herida de mi padre; ignorancia sobre el real diagnóstico y secuelas de dicha infección; indiferencia frente al dolor; abandono al no seguir al paciente en el desarrollo de su enfermedad sin derivarlo a otros especialista si él no se encontraba capaz, todo lo cual lo condujo a la muerte.
    El médico tratante es autor de cuasidelito de homicidio sancionado en el art.491 en relación con el art.490 del Código Penal, en tanto que por negligencia inexcusable y culpa le causó la muerte.
    Por ello me querello.
    En merito de lo expuesto y conforme a los art.490 Nº1 y art.491 del CP y 113 y siguientes del CPP, a US pido:
    Se sirva tener por interpuesta la presente querella criminal en contra del Dr. Rodrigo Riveri y demás personas que resulten responsables, ya individualizado, remitiendo los antecedentes al Ministerio Público, a fin de que se proceda a la investigación y en definitiva se formalice la investigación y la acusación en su caso, condenándolos al autor o autores al máximo de la pena que la ley establece, por ser autores del cuasidelito de homicidio causado a don Luis Segundo Rifo Pérez, con costas.
    PRIMER OTROSÍ: Ruego a SS tener por acompañados los siguientes documentos:
    1.-certificado de defunción de don Luis Segundo Rifo Pérez.
    2.-certificado de nacimiento.
    SEGUNDO OTROSÍ: Señala domicilio, para efectos de las notificaciones Vega de Saldías #609, Chillán, fonos:042-423922-423923 y email:carlosrobertobo@hotmail.com.
    Ruego a SS tenerlo presente.
    TERCER OTROSÍ: Ruego a SS autorizar al Ministerio Público decretar las siguientes diligencias, sin perjuicio de que dicho instituto resuelva:
    1.-citación al gerente o administrador de la Clínica del Trabajador, ubicada en Av. Collín de esta ciudad, a fin de que informe al Ministerio Público, si el querellado era dependiente o trabajador a honorario en dicha clínica o en su defecto el vínculo jurídico que tenía al momento de realizar la operación en el pabellón, como asimismo, si fue despedido o cual es el motivo porque no trabaja allí hoy.
    2.-personas que intervinieron en el pabellón al momento de intervenir al paciente Sr. Rifo, tanto anestesista como arsenalera, enfermera y médicos de turno que hayan tratado al paciente después de la operación, mientras estuvo internado en dicha Clínica.
    CUARTO OTROSÍ: Designo abogado y confiero poder a don Carlos Roberto Bosselin Ochsenius, patente al día Corte Suprema, Vega de Saldías #609 Chillán, con las facultades del Art.º7 del CPC que se dan aquí por entero reproducidas uno a uno y en ambos incisos.
    Ruego a SS tenerlo presente.

    Rodrigo Riveri Lopez , urologo negligente actualmente trabaja en clinica los andes de chillan

Comentar