Quisiera manifestar mi indignación y molestia por el pésimo, prepotente y arrogante trato dado por los funcionarios – bienes raices de rancagua.

Mauricio Gajardo escribio:
Personal de Conservador de Biene Ráíces de Rancagua

Quisiera manifestar mi indignación y molestia por el pésimo, prepotente y
arrogante trato dado por los funcionarios que atienden en la oficina del
conservador de bienes raices de rancagua.

Todas las personas que me atendieron sin excepcion desde los que reciben los
que reciben las solicitudes, como los cajeros y quienes posteriormente entregan
los papeles tienen una actitud de desidia, desparpajo y prepotencia como
diciendo “qué vienes a molestar tu acá”.

No puedo aceptar n i conformarme con ese trato siendo que uno está pagando por
un servicio. Quisiera pedir al conservador mismo o a quienes administran y
supervisan a ese grupo de personas que les enseñen algo de modales y espiritu
de servicio al cliente.

Comentar